Cuida tu piel durante y después de las vacaciones

La piel es uno de los órganos más sensibles del cuerpo y el que está más expuesto a los agentes externos, por lo que es importante protegerlo lo más que se pueda, pues la piel es la que más sufre con las vacaciones. Por eso nuestra recomendación es que tengas una hidratación intensiva, lo cual te ayudará a revitalizarla.

CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA DURANTE LAS VACACIONES

Durante los días de verano, playa y piscina la piel se expone al sol por periodos prolongados. Aunque se tomen todas las precauciones del caso como bloqueadores, cremas hidratantes y refrescantes, la piel se broncea, sufre y hay envejecimiento. Por lo tanto, es importante poner en práctica un tratamiento intensivo de recuperación que ayude a hidratar y nutrir la piel.

  • Los exfoliantes son eficaces porque ayudan a retirar células muertas. Este procedimiento puede realizarse varias veces a la semana antes de hidratar la piel para permitir que los nutrientes se absorban de manera más rápida y efectiva.
  • Los productos con aloe vera ayudan a refrescar cuando hay un bronceado pronunciado y a calmar molestias causadas por la sobreexposición solar.
  • Hidratarse continuamente a través de líquidos y cremas. Es importante para devolver elasticidad y frescura a la piel.
  • Para humectar la piel bronceada, tome duchas con agua tibia y luego aplique aceites corporales sobre la piel húmeda y deje absorber.
  • Para mantener el tono dorado y bronceado durante más tiempo, consuma zumos naturales de frutas. Contienen vitaminas y otros nutrientes que le permiten recuperar el brillo y la lozanía a la piel.

CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA DESPUÉS DE LAS VACACIONES

Se acaban las vacaciones y todos están más relajados por el descanso. Sin embargo, la piel necesita una revitalización especial para evitar las manchas y el envejecimiento fruto de una excesiva exposición al sol, pues elementos como los rayos solares, la sal del mar y el cloro de las piscinas, afectan la piel y hacen que se reseque.

  • Hidratación tópica
  • Hidratación y luminosidad son los dos factores claves en el cuidado de la piel.
  • Consumo regular de agua
  • Dieta para mantener hidratada la piel que incluya productos antioxidantes como los vegetales verdes, pescados y frutas con componentes como moras, fresas, uvas, entre otras.
  • Después de la exposición solar prolongada suelen aparecer manchas en diversas zonas del cuerpo, especialmente en el rostro. Es eficaz aplicar cremas aclaradoras y despigmentantes de manera gradual para evitar irritaciones.

Finalmente es recomendable visitar al dermatólogo para que te asesore con los cuidados de la piel. Si bien es cierto, las cremas son importantes porque ayudan a normalizar la producción de colágeno, son eficaces para disminuir manchas y reparar los daños causados por la exposición solar prolongada.

Deja un comentario