Los Roques: paraíso venezolano

LOS ROQUES: PARAÍSO DE ARENAS BLANCAS Y AGUAS CRISTALINAS

Imaginarse un paraíso de arenas blancas y aguas cristalinas, es transportarse al archipiélago Los Roques, situado en el mar Caribe, a 168 kilómetros al norte de La Guaira, puerto de Caracas en Venezuela. Por su belleza e importancia ecológica, fue declarado Parque Nacional en el año 1972, razón por la cual se han impuesto ciertas restricciones sobre las construcciones. No hay grandes hoteles de lujo, sino una gran variedad de posadas, desde las más sencillas y sin pretensiones hasta las más lujosas, que se enorgullecen con su gastronomía, así que no puedes perderte la oportunidad de comerte una exquisita langosta preparada al mejor estilo de Los Roques igual que las empanadas preparadas con este mismo.

La enorme extensión de mar tranquilo, la presencia de lagunas, cayos, playas de blanca arena y cálidas aguas que tiñen el horizonte de azul turquesa, donde proliferan los más exuberantes arrecifes de coral de todo el Caribe, es lo que hace que Los Roques sea un lugar extraordinario para visitar, el lugar ideal para el descanso y para los amantes del buceo, del windsurf y de la pesca.

Los Roques brinda la posibilidad de alojarse en un velero o un yate, que van viajando de una isla a otra.

Atractivos turísticos

El archipiélago consta de unas 50 islas diferentes aproximadamente, entre las más destacadas se encuentran:

EL GRAN ROQUE: es la isla más grande y cuenta con una pequeña población así como la infraestructura para el alojamiento turístico y restaurantes; también posee un aeropuerto para recibir los vuelos que a diario transportan a los turistas.

Uno de los sitios emblemáticos de Gran Roque es el viejo Faro Holandés, instalado en el punto más alto del Parque Nacional, en cuyo interior se conservan algunos objetos que dan cuenta de la historia del archipiélago y donde podrás disfrutar de una vista realmente espectacular.

FRANCISQUÍ: después del Gran Roque, Francisqui es la isla más visitada, esto debido a su cercanía a Gran Roque, a sólo 10 minutos en lancha. Lo que más sorprende en Francisquí es el colorido del agua. Los azules oscuros y profundos alternan con el azul turquesa. La arena, de origen coralino es muy blanca y tiene la particularidad de no calentarse, por muy intenso que esté el sol. En la parte oriental de este conjunto isleño se encuentra una laguna natural de 6 metros de profundidad, llamada La Piscina, ideal para practicar snorkeling y buceo.

CRASQUÍ: ubicada a una corta distancia al oeste del Gran Roque, es una de las islas más bellas de Los Roques. Es un lugar que invita al descanso y permite además disfrutar de exquisitos y frescos platos con la pesca del día a día. Allí puedes también alquilar los implementos para la práctica de deportes acuáticos como el windsurf, vela (sunfish), remo en kayac o botes de pedales.

DOS MOSQUISES: se trata de dos cayos o islas muy cercanas la una de la otra: Dos Mosquises norte y Dos Mosquises sur, este último, a diferencia de otros cayos de los Roques, posee la particularidad de albergar una estación de investigación de biología marina construida en el año 1976 y manejada por la Fundación Científica Los Roques. Además de contar con diversas instalaciones para la investigación, poseen un programa de crianza y protección de tortugas marinas, que hace que el cayo sea visitado por especialistas de varios lugares del mundo. También se encuentra la estación arqueológica donde se conservan vestigios de culturas precolombinas.

Deja un comentario