Medellín estrena el Ecoparque Las Golondrinas

El Ecoparque Golondrinas, nuevo atractivo turístico y ambiental de Medellín

– El Ecoparque Golondrinas recuperó para la ciudad un sendero empedrado del siglo XIX, cercos españoles en piedra y una casa antigua en tapia.

– Con un  área de 28 mil metros cuadrados, el lugar es una fábrica de agua y una reserva natural para cientos de especies de flora y fauna.

– El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, entregó hoy (31 de mayo) este proyecto que tuvo un costo de $5.468 millones y privilegió la mano de obra de 185 habitantes del sector.

La Alcaldía de Medellín entregó hoy el Ecoparque Golondrinas, situado en la parte alta del barrio Llanaditas, en Villa Hermosa.

Con más de 28 mil metros cuadrados, este lugar es una reserva ambiental rodeada de fuentes hídricas entre las que se destaca el cauce de la quebrada La Loca, que a esta altura corre cristalina entre la montaña, además de dos afluentes menores: El Ahorcado y Los Ataúdes. El lugar cuenta con una fortaleza de áreas recosas por donde pasan aguas subterráneas, lo que permite variedad de especies de flora y fauna.

Este miércoles, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, inauguró este espacio que privilegia la protección del ecosistema a través de extensas zonas verdes, remansos ecológicos, pozos de agua, vegetación y un bosque de pinos cipreses.

Al ecoparque lo surca un camino en piedra que data del siglo XIX recuperado mediante un cuidadoso trabajo de arqueología. El sitio también posee cercos en piedra de arquitectura española, usados en épocas pasadas para demarcar potreros, zonas de pastoreo o límites de propiedades.

Otro de los atractivos para Medellín es una casa antigua construida en tapia y cuyos registros notariales datan de 1916. El piso de la vivienda está diseñado con tabletas de ladrillo originales encontradas durante las excavaciones. Un sistema de paneles solares provee de energía sustentable a la edificación que fue restaurada por expertos de la Fundación Ferrocarril de Antioquia.

Para la construcción de este equipamiento de borde fueron empleadas 185 personas de la comunidad, las cuales desarrollaron labores de siembra, jardinería, construcción básica y recuperación de hallazgos arqueológicos.

El lugar está dividido por estancias conformadas por juegos infantiles, una cancha polideportiva, gimnasios al aire libre, un teatrino para actividades lúdicas y culturales, senderos ecológicos y un camino a media ladera que comunica los sectores de Golondrinas y La Cruz.

La obra, que tuvo un costo de $5.468 millones, aportará a la mitigación del riesgo asociado a deslizamientos. Además se logró la recuperación de los cauces de las fuentes hídricas mediante limpieza y siembra de árboles nativos, que en total suman más de 186 especies.

Deja un comentario