Pies saludables

PIES BONITOS Y SALUDABLES… ¡CONOCE AQUÍ COMO!

Las rutinas de bellezas, es algo por la cual muchas mujeres y hombres se preocupan cada vez más. Lo que si no es muy tratado, y que no es menos importante, es el cuidado de los pies, pues la mayor parte del tiempo es dedicado al cuidado del rostro, la figura y la piel. Recuerda, unos pies mal cuidados pueden provocar molestias en un determinado momento; así que toma en cuenta estos consejos para mejorar los problemas más cotidianos de los pies y lucirlos hermosos en todo momento.

* Huméctalos: así como humectas tu cuerpo y tus manos, los pies son un área que necesita humectación y que la mayoría de las veces descuidamos. Solo te tomará unos segundos más aplicar la crema en los pies luego de la ducha y enseguida notarás los cambios.

* Lávalos bien: en la ducha lava bien tus pies, además de aplicar jabón y enjuagar, usa una esponja para frotar tus pies. Además, limpia debajo de las uñas y entre los dedos, ya que la limpieza es fundamental para no tener que preocuparte por bacterias e infecciones. Así mismo, para que no se produzcan hongos es muy importante que los pies se encuentren siempre bien secos.

* Exfólialos: es conveniente exfoliar tus pies para mantenerlos frescos y radiantes. Puedes hacerlo con aceite corporal y azúcar, aplícalo en los pies y frota para eliminar las células muertas y dejarlos en buen estado.

 * Protégelos con bloqueador: aunque no lo creas necesario, debes proteger tus pies de los rayos del sol.

* Masajéalos: usa crema o aceite para masajearlos, esto evita las durezas y aporta relajación. El masaje se ha de realizar con las dos manos y en movimientos circulares aportando un poco de presión sobre los pies.

 * Usa piedra pómez: esta roca volcánica de baja densidad y elevada porosidad es fundamental para conseguir unos pies perfectos. Una vez por semana debes raspar con esta piedra, aquellos puntos de los pies donde se suelen formar durezas o callos.

 * Usa calzado cómodo: si has tenido una fiesta y has usado zapatos de tacón que te lastimaron los pies, aplica alguna esencia o aceite y masajea suavemente tus pies antes de acostarte.

* Anda descalzo: andar descalzo y hacer rotaciones de tobillos y andar de puntillas son algunos de los ejercicios que se consideran fundamentales para fortalecer los pies.

* Baño caliente de pies: al menos una vez por semana realiza un baño de pies. Sumérgelos en agua caliente con sal marina durante al menos media hora. Este sencillo tratamiento hará que notemos los pies mucho más descansados y relajados.

* Baño de pies con agua caliente y agua fría: el alternar un baño de agua caliente con agua fría mejora la circulación de los pies. Además si al agua le añades unas gotas de limón evitaremos su mal olor posterior.

Ten en cuenta estos consejos para darle a tus pies el cuidado que se merecen. Así podrás lucirlos hermosos y saludables.

Deja un comentario