Providencia y Santa Catalina

PROVIDENCIA Y SANTA CATALINA SEDUCEN CON LOS FASCINANTES CUADROS NATURALES QUE PINTA EL CARIBE

A solo 20 minutos de vuelo de San Andrés y unas tres (3) horas de catamarán, se encuentra la pequeña y mágica isla de Santa Catalina, la cual hace parte del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina bajo la jurisdicción administrativa de Providencia. La isla, de 1 km² de extensión, cuenta con una altura máxima de 132 metros sobre el nivel del mar. Tal como su hermana mayor, Providencia, la isla goza de una agradable temperatura caribeña.

Dado su tamaño, la pequeña isla tiene absoluta dependencia económica, cultural y social con la isla de Providencia. Además, estas dos islas, Providencia y Santa Catalina, se toman de la mano a través del romántico Puente de los Enamorados el cual se eleva sobre el canal Aury.

ATRACTIVOS TURÍSTICOS

Estar en Providencia y Santa Catalina es transportarse al Caribe de antaño. Sus playas vírgenes de arena blanca, sus aguas cristalinas, y lo más auténtico, los alegres Caribeños viviendo en una isla montañosa y selvática, hacen que viajar a este archipiélago en el Mar Caribe sea todo un privilegio.

Puente de los Enamorados: es famoso por ser el escenario de paseos románticos que une a Providencia con Santa Catalina. Es una estructura flotante de madera cuyas barandas están pintadas de colores.

The Peak – la cima del paraíso: con 360 metros de altura, “The Peak” llega a ser el monte más alto de Old Providence, una reserva forestal que permite divisar espectaculares paisajes y darse baños de aguas frescas y naturales que brotan de su ecosistema.

Parque Nacional Mc´Bean Lagoon: área protegida de 48 hectáreas aproximadamente que permite practicar senderismo y observación de aves en su bosque seco. Además, su barrera coralina de 32 km y los espesos manglares, le da la oportunidad al visitante de practicar snorkeling o recorrer en kayaks.

Crab Cay: cayo montañoso que permite practicar snorkeling alrededor de sus aguas cristalinas y escalar el peñasco para llegar a la cima y divisar un espectacular paisaje.

Cabeza de Morgan: gracias a la fuerza del viento y a las olas del mar, en la pequeña isla de Santa Catalina, se esculpió un rostro humano en una enorme roca, a la que los isleños bautizaron como la cabeza de Morgan para recordar al pirata inglés Sir Henry Morgan, que surcó esos mares en el siglo XVII.

Fuerte Warwick: punto estratégico desde donde se protegían las islas de los piratas e invasores en el siglo XVII, conservando aun en el lugar los cañones, todos rodeados de historia y leyendas.

La danza del cangrejo negro: entre los meses de abril y julio miles de cangrejos negros bajan desde las montañas a lavar sus diminutos huevos en las orillas del mar, lo que permite al turista un espectáculo a la vista.

Playas de ensueño: arena blanca y fina acompañada de aguas coloridas y tranquilas, en Providencia y Santa Catalina encontrarás hermosas playas de ensueño. Entre las playas que podrás disfrutar se encuentran:

Playa Manzanillo: ubicada en Providencia con 300 metros de longitud.

Bahía Sur Oeste: ubicada al sur oeste de la isla, es la playa más larga de Providencia.

Bahía Agua Dulce: tiene aproximadamente 150 metros de longitud. Allí se conglomera la mayoría de restaurantes y hoteles en Providencia.

Bahía Maracaibo y Cayo Cangrejo: ubicada en la costa este de Providencia. Aquí se encuentra la laguna McBean y el Parque Nacional McBean, junto con el maravilloso Cayo Cangrejo.

Isla de Santa Catalina: está conectada con Providencia por un hermoso puente de madera conocido como el Puente de los Enamorados, el cual puedes usar para dirigirte a la Isla de Santa Catalina y disfrutar de una espectacular panorámica. Santa Catalina tiene algunas pequeñas pero hermosas playas como Fort Bay.

Buceo: en Old Providence se encuentra muy bien conservada la tercera más larga barrera coralina del mundo. Tiene una extensión de 255 kilómetros cuadrados, convirtiéndose en un fortín para los amantes del buceo, exploradores de ecosistemas marinos y estudiantes de biología marina. Los amantes del buceo podrán disfrutar inmersiones de 40 a 60 pies de profundidad en lugares como el Cantil de Santa Catalina y buceo a pulmón frente a la Cabeza de Morgan, donde es seguro descubrir decenas de especies de peces coloridos y casi una veintena de diferentes ejemplares de coral.

Gastronomía: todo el archipiélago es un festival gastronómico. El plato más tradicional es el rondón, una especie de cazuela de pescado y caracol cocidos lentamente en leche de coco, con yuca, ñame y pescados. El dumpling, una torta hecha a base de harina de trigo también hace parte de la gastronomía típica de las islas, así como preparaciones hechas en leña en manos de una nativa con ingredientes como el pargo rojo, el caracol, los camarones, la langosta y/o el cangrejo.

Providencia y Santa Catalina se convierte en una ineludible invitación al encuentro con la historia, con la naturaleza y con playas de ensueño.

Deja un comentario