Tel Aviv: “la ciudad que nunca duerme”

Tel Aviv, capital económica y cultural de Israel, ‘alter ego’ de Jerusalén, atrapa al turista con solo saber que es conocida como ‘la ciudad que nunca duerme’. Esto, para cualquier viajero, significa que hay de todo por hacer en cualquier lugar, a cualquier hora y para todos los gustos, ofreciendo al turista una intensa actividad artística, histórica, cultural y de ocio.

¿Te animas entonces a programar tu visita a Tel Aviv por tu propia cuenta donde historias, playas, arquitectura y urbanismo, museos, planes nocturnos y gastronomía hacen parte de tu itinerario?  Aquí te contamos algunos de los cientos de atractivos que no puedes dejar de visitar durante tu visita, donde seguramente se nos quedarán algunos, pero es que la lista es interminable.

JAFFA: aunque sus orígenes se remontan a Jaffa, una población de tres mil años de antigüedad, Tel Aviv es en realidad la primera ciudad judía moderna construida en Israel, a principios del siglo XX. Su juventud se deja sentir en muchos de sus rincones, pero su huella histórica continúa hoy presente. El paseo por las callejuelas estrechas de la Ciudad Vieja puede convertirse en una experiencia inolvidable, que hoy es un pintoresco barrio de artistas y uno de los principales atractivos turísticos, además de conocer atractivos históricos como:

  • Casa de Simón el Curtidor: el lugar despliega un aljibe y restos de inscripciones del siglo I d.C. Está abierta todos los días de las 08:00 h a las 19:00 h, aproximadamente.
  • Iglesia de San Pedro: fue erigida en 1650 sobre los cimientos de una fortaleza de los cruzados del siglo XIII, de la que aún se conservan un par de estancias. La plaza aneja, la de Kedumim, se encuentra en el punto que albergó una ciudad de la época helenística, de la que pueden admirarse los restos de un edificio helenístico del siglo II a.C.
  • Gan Hapsiga: este parque, enclavado en las inmediaciones del Museo de Antigüedades de Tel Aviv-Yafo, permite disfrutar de unas vistas de excepción sobre Tel Aviv.
  • Museo de Antigüedades de Tel Aviv-Yafo: situado en un antiguo palacio que perteneció a la Administración otomana y que ahora depende del Museo Eretz Israel, brinda un recorrido dedicado a la historia del puerto más antiguo del mundo. Su fondo incluye objetos de la Edad de Cobre y de Bronce, los vestigios de una antigua puerta de acceso a la ciudad con una inscripción dedicada al faraón Ramsés II, cerámica cananea y objetos de vidrio bizantinos.
  • Torre del Reloj: se trata de una edificación erigida por los turcos en 1906 para celebrar los 30 años de reinado del sultán Abdülllhamid II. Sus vidrieras muestran diversos episodios de la historia de Jaffa.

CIUDAD BLANCA: Tel Aviv fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2003 por su impresionante conjunto arquitectónico de estilo internacional Bauhaus. Calles y barrios enteros de casas forman un núcleo de más de cuatro mil edificios de formas geométricas limpias y asimétricas construidos desde principios de los años 30 hasta algunos años después de la proclamación del Estado de Israel. Y es que ‘la Ciudad Blanca” –nombre con la que también es conocida la ciudad- es en realidad el mayor museo Bauhaus al aire libre del mundo.

CAPITAL CULTURAL DE ISRAEL – MUSEOS: Tel Aviv es la capital cultural de Israel y su oferta de museos se ha convertido en uno de sus grandes atractivos. Aunque la lista es larga y diversa, mencionamos simplemente algunos de los más destacados: el Museo Beit Hatfutzot o de la Diáspora de la Universidad de Tel Aviv, Museo de la Tierra de Israel, Museo de Arte de Tel Aviv, Salón de la Independencia en el Museo Bíblico, Museo del Etzel o Bet Gidi, Instituto Jabotinsky, Museo Bet Eliahu-Haganah, Museo Eretz Israel o Museo Ha’aretz, Museo Palmach, Museo Rubin, Independence Hall, Pabellón Helena Rubinstein.

Además, como aficionado de la cultura, Tel Aviv te ofrece un teatro de vanguardia el Neve Tsedek donde actualmente funciona la sede de la Compañía de Danza de Batsheva y de la Compañía de Danza Inbal y la Torre de la Ópera, la cual acoge viviendas, restaurantes, tiendas, joyerías y un cine.

PLAYAS: el Mediterráneo está muy presente en la vida de los telavivíes, que tienen en sus 14 kilómetros de playas de arena blanca y fina un espacio de ocio y diversión. Asimismo, el Puerto Deportivo es el punto de visita obligada para los amantes de los deportes acuáticos, ya que permite alquilar el material necesario para la práctica de modalidades como el surf, el windsurf, el buceo o la vela.

GASTRONOMÍA: hace 25 o 30 años aproximadamente, los platos típicos eran posiblemente el falafel, el humus y el tahini, acompañados de cuscús o pescado gefilte. Hoy, los restaurantes ofrecen platos exquisitos que valen la pena disfrutar durante tu visita a Tel Aviv, uno de ellos es el Ali Karavan, especializado en cocina de Oriente Medio. También se destaca el restaurante Bertie, el cual ofrece una gran selección de pescado y golosinas de carne, donde el mayor recomendado es el cordero asado con mejillones de marca complementado con cócteles exóticos. Asimismo, Shila con sus platos exóticos de mariscos; Rustico con su exquisita pasta casera, ravioli picante y ensaladas clásicas italianas; Catit con su exquisita cocina europea y de Oriente Medio además de sus platos auténticos para vegetarianos; y, por último, el restaurante Miznon donde puedes degustar golosinas populares de la cocina de Israel, también hacen parte del recorrido indiscutible en Tel Aviv para disfrutar de la exquisita comida israelí. También la Calle de Shenkin, emplazada en la ciudad moderna, es una de las calles más animadas de Tel Aviv donde se concentran numerosos restaurantes, cafeterías y tiendas de moda.

TEL AVIV DE NOCHE: para los que viven la noche, teatro, cine, música en directo, baile… la oferta es interminable y puede prolongarse hasta el amanecer: barrio Florentino; zona portuaria; Yad Harutzim, Lilinblum y Nachlat Binyamin; Dizengoff y Ben Yehuda; Neve Tzedek, el primer barrio hebreo de Tel Aviv.

MERCADILLOS EN TEL AVIV: pasear por los mercados de Tel Aviv es una oportunidad no sólo para realizar compras originales, sino también para conocer una cara distinta de la ciudad. Y es que la ciudad cuenta con muchos, algunos de ellos realmente curiosos entre los que se destacan: Carmel mercado de frutas y verduras, Nahalat Benyamin y Shuk Haaliyah mercados de artesanías, Shuk Betzalael mercado preferido por los locales para comprar ropa de segunda mano, mercado de las pulgas de Jaffa, lugar donde se mantiene viva la esencia de los mercados de Oriente Medio.

OTROS ATRACTIVOS: la lista de atractivos de Tel Aviv es interminable, a continuación, mencionamos otros sitios que no pueden faltar en tu visita: Jardines de la Independencia, ofrece una vista incomparable sobre el Mediterráneo; Parque Iarkon, es el pulmón verde más importante del país con 350 hectáreas; Plaza de Namir, un gran complejo comercial donde encontrarás todo tipo de restaurantes, cafeterías y tiendas de souvenirs; Plaza de Rabin, es la mayor de la ciudad y acoge el Ayuntamiento de Tel Aviv; Tel Kasila, se trata de una zona de excavaciones en la que se han hallado hasta doce estratos de diversas civilizaciones, también hay cabida para un planetario; y, por último, la Torre Shalom, que con sus 140 metros de altura hicieron de esta el edificio más elevado de Tel Aviv durante 34 años, ahora lo supera la Torre Circular Azrieli. Desde la terraza de la Torre Shalom podrás disfrutar de magníficas vistas sobre el Carmelo (al norte) y la capital del país: Jerusalén (al sudeste).

Deja un comentario